Carillas Dentales: la solución #1 para problemas estéticos (y no tanto…)

carillas dentales

En un mundo que evoluciona constantemente en términos científicos y en avances tecnológicos, no asombra para nada que algunas áreas como la odontología, hagan cambios pertinentes también.

Y es que el tema de hoy está dando de qué hablar ya que, no concierne solamente a la salud, sino también a la estética. Cada día nuestra sociedad se vuelve más consciente de la imagen y la estética.

Todos queremos lucir de la mejor manera posible. Algunos de estos cambios estéticos tienen que ver con temas que rozan o directamente incursionan en el área de la salud, y es por eso que aquí hablaremos de ello.

¿Quieres tener una sonrisa Selfie-friendly? Debes leer esto…

Así es, todos queremos una sonrisa que no precise de ningún filtro u app loca de último momento. La sonrisa, en particular el blanqueamiento dental, se ha vuelto un ítem indispensable de la “buena imagen”.

Y, por si fuera poco, algunas tendencias de blanquemiento dental, han dejado a muchos con los dientes absolutamente amarillos – así es, con su dentina expuesta.

¿Qué solución queda en estos casos? ¿Cuándo el daño es irreparable, no hay nada que pueda hacerse? Pues sí, existen las carillas dentales.

Esta solución, en gran parte estética, tiene aplicaciones muy diversas. Las más comunes:

  • Arreglar estéticamente dientes partidos o rajados
  • Arreglar ciertas piezas desparejas
  • Arreglar problemas de coloración del diente

Al parecer, si quieres solucionar los problemas estéticos de tu sonrisa, no tienes más que consultar por carillas dentales.

Es probable que algunos problemas estéticos que considerabas irreparables, puedan solucionarse con 5-6 carillas en tus dientes.

Si aún estás en etapa de “prevenir”, desde Nutricsalud te recomendamos cuidar tu esmalte incluyendo en tu dieta los siguientes alimentos:

infografia carillas dentales

  1. Queso: por la caseína y el calcio.
  2. Verduras de hojas verdes o frijoles: porque la fibra ayuda a salivar mejor y proteger los dientes.
  3. Salmón: por el omega 3 y porque su vitamina D ayuda a absorber el calcio.
  4. Té verde: porque sus antioxidantes previenen que la placa se adhiera a los dientes.
  5. Zanahorias y manzanas: porque su masticación ayuda a fortalecer tus dientes.

¿Qué preciso saber sobre las carillas dentales?

Pues, primero y principal, debes saber que existen carillas dentales de distintos materiales. Hay carillas de porcelana y composite, también de componeer, lumineer y cerec (cerámica). Esos son principalmente los materiales que existen para hacerse carillas dentales. Las más populares son
las Lumineer (que han crecido en reconocimiento debido a que muchas celebridades las han elegido).

Por supuesto que, antes de realizarte un procedimiento de este tipo, debes averiguar bien. Es probable que cada odontólogo te recomiende la que a él mismo le convenga, la que trabaje o le cueste menos realizar. Por eso, a menos que tengas un odontólogo o dentista de confianza para que te recomiende qué tipo de carilla dental utilizar, lo que parece más coherente es investigar uno mismo qué tipo puede resultarnos más ventajoso para luego averiguar entre los profesionales quién realiza este tipo de carilla cerca de nuestra ubicación.

Si quieres más información acerca de los distintos tipos de materiales que se utilizan puedes leer este artículo especializado en carillas dentales. Infórmate para elegir las más adecuadas para tu caso en particular.

Realizando nuestra investigación para escribir este artículo nos hemos encontrado, por ejemplo, con que en sitios web como aliexpress hay personas que ¡venden carillas! 😱😓 Pero, nos ha parecido una locura total y de esto es que queremos hablar aquí.

carillas dentales aliexpress

NO puedes comprar unas carillas dentales y pegártelas por ti mismo . Parece que se olvida, ya que tienen una gran gran gran influencia en nuestra imagen y estética pero, los dientes son parte del aparato masticatorio, parte del sistema digestivo, no son “decoración”. Tienen una de las funciones más importantes en nuestro cuerpo, que es la de ayudarnos a alimentarnos!

Por eso, por favor, nunca te coloques tú mismo carillas dentales, ni utilices pegamentos convencionales porque puedes arruinar tus propios dientes en el proceso.

Además, debes saber que las carillas son adaptadas a tus dientes, y todo este procedimiento debe realizarlo una persona formada para realizarlo.

En el título te decíamos que las carillas son una solución a problemas estéticos y no tanto. Pues, porque las carillas no solo se utilizan en el caso de dientes descoloridos, también se utilizan cuando hay piezas dentales rotas, con quiebres y en mucho casos, cuando la pieza tiene tanto empaste que ha quedado sumamente antiestética (sobre todo si hablamos de arreglos en los incisivos – los dientes frontales).

Antes de correr a realizarte carillas dentales…

En la actualidad, el uso de tecnologías adhesivas más modernas permite conservar toda la estructura dental que sea posible, satisfaciendo al mismo tiempo las necesidades de restauración y los deseos estéticos del paciente odontológico.

Con las carillas, los dentistas deben elegir el material y la técnica que permita el tratamiento más “conservador”. Es decir, que satisfaga los
requisitos estéticos, estructurales y biológicos del paciente, y a la vez que tenga los requisitos mecánicos para proporcionar durabilidad.

Por eso es tan importante que te informes pero también, que consultes con un profesional. Para más información sobre todo tipo de estética y salud dental, os recomendamos la web de Dentaly.org en español.

El éxito clínico que esta técnica ha encontrado se puede atribuir a la gran atención a los detalles en un conjunto de procedimientos, incluyendo:

  • la planificación del caso
  • la indicación correcta del material a utilizar
  • la preparación conservadora de los dientes
  • la selección adecuada de los métodos de cementación (el
    “pegado”)
  • y la planificación adecuada para el mantenimiento

Anota también que:

  1. Las carillas dentales varían de precio según su material.
  2. Son una solución estética pero deben ser colocadas por un profesional.
  3. Son una solución semi-permanente, ya que no duran toda la vida, aunque
    si las cuidas y haces caso a tu odontólogo, pueden durar muchos años.
  4. Una carilla no es lo mismo que una corona.
  5. No siempre pueden utilizarse para solucionar problemas de dientes
    torcidos en reemplazo de la ortodoncia.
  6. La carilla satisface un fin estético y también puede satisfacer necesidades
    de restauración de la pieza dental.
  7. Algunas opciones pueden alterar tu diente original y otras interfieren lo
    menos posible.

Según investigamos en Research Gate, en un trabajo de Orion Mucaj (2013) las carillas al día de hoy demuestran un excelente desempeño clínico. Además, a medida que los materiales y las técnicas fueron evolucionando, se han convertido en una de las modalidades de tratamiento más predecibles, estéticas y menos invasivas de la odontología.

Por esta razón, tanto los materiales como las técnicas le brindan tanto al dentista como al paciente una muy buena oportunidad de mejorar la sonrisa del paciente de una manera mínimamente invasiva o prácticamente “no invasiva”.

Las carillas son la última opción de avanzada para un enfoque estético conservador porque dejan casi todo el esmalte intacto antes de que se coloque la carilla.

¿Parece una situación de ganar-ganar, verdad? Pues, lo sabremos cuando nos dejes tu comentarios ¿Te has realizado carillas dentales? ¿Cómo ha sido tu experiencia? Cuéntanos más aquí debajo…

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba