Trombocitopenia: causas, síntomas y qué hacer si se tienen las plaquetas bajas

Trombocitopenia

Si tienes las plaquetas bajas te damos consejos para subirlas rápidamente, cuáles son las causas más comunes de ello, sus síntomas y lo fundamental que es contar con un buen diagnóstico médico para cada caso.

Las plaquetas blancas, también conocidas como trombocitos, son unos pequeños fragmentos en la sangre que ayudan entre otras cosas, a cicatrizar heridas. Estas también son claves para el desarrollo del crecimiento humano, pero una de sus funciones básicas es la prevención de hemorragias y la perfecta circulación de la sangre.

Cuando los análisis médicos desvelan que las plaquetas están por debajo de 150,000 mcl se deduce que la persona está sufriendo trombocitopenia, de modo que es muy importante ponerse bajo supervisión médica para conocer las causas que la pueden producir, ya que la trombocitopenia puede llegar a tener complicaciones muy graves.

La trombocitopenia suele ir acompañada de una sangrado anormal y las 3 causas principales de tener plaquetas bajas son 3:

  • Que se produzcan pocas plaquetas en la médula ósea.
  • Que en el torrente sanguíneo se descompongan las plaquetas.
  • La descomposición de plaquetas al pasar por el hígado o el bazo.

Si el paciente con trombocitopenia no produce suficientes plaquetas es probable que tenga algunas de estas afecciones:

  • Trastornos medulares que pueden ir de la anemia aplásica a la leucemia.
  • Padecer una esplenomegalia, un trastorno que hace que las plaquetas queden atrapadas en el bazo con el consiguiente agrandamiento de este órgano, pudiendo llegar a ser considerablemente anormal.
  • Padecer alcoholismo.
  • La administración de fármacos para la quimioterapia también pueden ser una causa, así como tener deficiencia de la vitamina B12.

También hay enfermedades que contribuyen a engrosar el número de causas para tener las plaquetas bajas, así como algunas condiciones. El embarazo es una de ellas, y es importante que el médico controle a las embarazadas para que no constituya un problema.

La púrpura es una enfermedad que se desencadena cuando el sistema inmune, por error, ataca a las plaquetas y las destruye. Enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico y la artritis reumatoide.

Tomar gran cantidad de antibióticos con sulfa, anticonvulsivos o interferón pueden bajar las plaquetas considerablemente. El VIH también puede causar, así como el dengue, una enfermedad muy asociada a ello. Tener una gran cantidad de bacterias en sangre o la cirrosis pueden producir la trombocitopenia.

Síntomas

Hay personas que tienen plaquetas bajas y no presentan ningún síntoma, mientras que a otras les afecta mucho. Entre los que se pueden presentar y los síntomas más comunes encontramos los siguientes:

Fatiga: Este síntoma puede pasar desapercibido en ciertas personas que pueden achacar la fatiga al propio devenir vital, pero otras personas sentirán fatiga que hará que no puedan llevar a cabo las tareas diarias. Hay que tener en cuenta que este cansancio anormal se suele presentar cuando empiezan a bajar las plaquetas y se presentan niveles por debajo de 150.000.

Pérdida del apetito: No tener ganas de comer es algo que se suele presentar al comienzo de padecer la trombocitopenia y perder las ganas de alimentarse es un síntoma muy recurrente.

Hematomas: Cuando la falta de plaquetas es importante es probable que surjan hematomas sin causa aparente y que incluso se presenten en las encías tras el cepillado de dientes. Los hematomas pueden salir muy fácilmente por leve que sea el golpe que se produzca.

Erupción dermatológica: Se pueden llegar a presentar pequeñas pelotitas rojas en la piel. Se trata de unas pelotitas muy pequeñas, aunque este síntoma se asocia habitualmente con el dengue, zika o chikungunya.

Hemorragias y sangrados: Cuando los análisis muestran que las plaquetas están por debajo de 10.000 se trata de un nivel crítico y entonces son habituales los sangrados por la boca, nariz y encías. En estos casos es primordial que el paciente se encuentre atendido en un hospital.

Dado que también se pueden llegar a desarrollar síntomas que no están entre los más tipificados, -en muchas casos asociados a otras enfermedades-, es primordial acudir al médico por tal de que evalúe el organismo en su totalidad y pueda emitir un diagnóstico para cada caso.

Tratamiento de la trombocitopenia

No existe un tratamiento universal contra esta enfermedad, ya que este se hace en función de cada causa y de ahí la importancia de contar con un diagnóstico médico claro, puesto que ésta se puede combatir a través de la alimentación como ya contaremos luego y para combatir las menos severas, mientras que para los casos más graves se deberán hacer transfusiones de sangre.

La transfusión de sangre es un método muy rápido y efectivo para combatir la trombocitopenia, pero también hay casos de trombocitopenia cuya causa son las enfermedades autoinmunes en que los médicos recetan corticoides.

La automedicación puede llegar a ser muy contraproducente en estos casos. Un ejemplo de ellos es cómo una simple aspirina o consumir antiinflamatorios puede hacer que se comprometa el estado de salud del paciente. en el caso de que este padezca dengue.

Las plaquetas se pueden subir rápido

La alimentación juega un papel primordial en la salud del cuerpo humano y es que a través de los alimentos podemos conseguir los nutrientes que este necesita. La base para una buena salud es llevar a cabo una dieta sana y equilibrada.

Seguidamente enunciamos los alimentos que pueden ayudar a subir las plaquetas, pero antes de consumirlos es mejor preguntar al médico, ya que en algunos casos, pocos,  pueden interferir con otros problemas de salud.

Hay que consumir alimento ricos en hierro, entre los que están los vegetales de hojas verdes, el hígado, la soja, arándanos, carnes rojas, maracuyá, almejas, berberechos, tomate de árbol, nísperos o remolacha.

Los alimentos que sean fuentes de vitaminas son primordiales para fortalecer el sistema inmunológico, de modo que hay que tomar todo tipo de frutas y frutos secos. Existen más recomendaciones cómo evitar los alimentos con mucho azúcar o procesados,  mantenerse siempre bien hidratado, que la alimentación sea baja en grasas y evitar el esfuerzo físico.

Referencias: www.medlineplus.gov, www.esalud.com, www.cancer.net

Trombocitopenia: causas, síntomas y qué hacer si se tienen las plaquetas bajas
¿Qué te pareció este artículo?

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *