Tensiómetro: Cómo Elegir El Mejor Esfigmomanómetro Para Usar en Casa

Por diversos motivos, muchas personas necesitamos controlar nuestra presión arterial y tener un tensiómetro en casa nos permite ahorrarnos muchas molestias. Además, nos ayuda a hacer lecturas exactas, sin los factores de la prisa, nervios y la fatiga de tener que acudir a la consulta del médico. 

Elegir un tensiómetro de calidad que tenga las características que necesitamos es una tarea a la que debemos prestar la debida atención. Es indispensable que pueda controlar debidamente la tensión arterial pero también queremos que sea duradero y haga valer el dinero que hemos invertido en él. 

¿Estás evaluando el comprar un tensiómetro? Hoy te proporcionamos toda la información precisa para que puedas elegir el mejor tensiómetro de acuerdo a tus necesidades. 

¿Qué es un tensiómetro? 

Un tensiómetro o esfigmomanómetro es un aparato que sirve para tomar la presión sanguínea o tensión arterial. La presión arterial depende de la cantidad de sangre que bombea el corazón y también de la resistencia de las arterias al flujo sanguíneo. 

Los tensiómetros miden dos valores: 

Presión sistólica:

La presión del corazón cuando bombea sangre. 

Presión diastólica:

Presión del corazón cuando está en reposo. 

 En el tensiómetro, la presión sanguínea se expresa en milímetros de mercurio (mmHg). 

¿Para qué sirve controlar la presión? 

Es recomendable controlar la tensión arterial regularmente, pero para algunas personas es absolutamente necesario.  

Para las personas sanas a partir de los 45-50 años, los médicos recomiendan hacerse lecturas rutinarias. La razón es que la HTA (hipertensión arterial) no tiene síntomas visibles y es un factor de riesgo de accidentes cardiovasculares. 

Los médicos aconsejan llevar un control estricto de la presión arterial a personas con: 

  • Insuficiencia cardíaca u otra patología vascular. 
  • Antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares. 
  • Historial de infartos y anginas de pecho. 
  • Ataques isquémicos transitorios (AIT). 
  • Enfermedades renales. 
  • Diabéticos. 
  • Embarazadas. 

presion maxima presion minima

Según la OMS, la tensión normal en un individuo sano es de 140 mm/hg (Presión Máxima) y 90 mm/hg (Presión Mínima).  

 

Los Beneficios de tener un Tensiómetro en casa 

Los beneficios de tener un tensiómetro en casa son evidentes para quienes necesitamos controlar nuestra tensión arterial, pero hay que tener en cuenta que esto no sustituye al control médico. 

Sin embargo, todos los especialistas recomiendan tener un tensiómetro en casa para llevar un control adecuado de la presión arterial. ¿Cuáles son sus beneficios? 

Valores más precisos 

valores precisosControlando la tensión en casa reducimos lo que se llama “tensión de bata blanca” que es cuando nuestra tensión sube a causa de la visita al médico (cansancio, nerviosismo, estrés).  

Esto nos permite hacer lecturas más fiables de nuestra presión arterial.  

 

Menos visitas al médico 

visitas al medicoIr al médico solamente para controlar la tensión arterial es innecesario en la mayoría de los casos.  

Con un tensiómetro en casa podemos hacer lecturas cada vez que lo necesitemos, lo cual no solo es cómodo, sino que nos brinda una gran tranquilidad. 

 

Menos riesgos 

menos riesgosCon un tensiómetro casero podemos detectar cualquier variación de nuestros niveles regulares, lo que nos permite reducir el tiempo de HTA descontrolada. 

Esto es fundamental para reducir los riesgos a la salud. Contar con el tiempo suficiente para la respuesta médica puede salvar vidas.

 

Más salud 

mas saludNo tener la certeza de que nuestros niveles de presión arterial sean adecuados nos genera estrés y esto es siempre un factor que incide no solo en nuestra salud física sino también mental. 

Cuidar nuestra presión es un hábito de salud, e involucrarnos en el control de nuestros niveles de tensión nos permite en gran medida mejorar nuestra calidad de vida.  

¿Cómo se utiliza un tensiómetro? 

Para utilizar un tensiómetro sigue estas indicaciones: 

  1. Siéntate y descansa 5 minutos antes de tomarte la presión.  
  2. Apoya el brazo sobre una superficie plana, a la altura del corazón y enrolla la banda alrededor del brazo, de forma que quede ajustada. 
  3. La localización exacta es por encima del pliegue del codo (aproximadamente a 1 pulgada= 2,5 cm.). 
  4. Enciende el tensiómetro y sigue las instrucciones.  
  5. Anota la fecha, la hora, la presión arterial de ese momento y de qué brazo has hecho la lectura. 
  6. Deja que salga todo el aire, apaga el monitor y quítate la banda. 
  7. Si es posible, has dos lecturas, tomadas con 1 minuto de diferencia, y anota ambos datos. 

Recuerda que puedes tomar lecturas de la presión diastólica (corazón en reposo) y de la presión sistólica (presión de bombeo). 

Tipos de tensiómetros y sus diferencias 

tipos de tensiometros

Tensiómetros de mercurio:

Son tensiómetros de alta precisión que se utilizan en ensayos clínicos. No se comercializan, pues contienen mercurio. 

Tensiómetros analógicos:

Son los tensiómetros de aguja, los que suelen utilizar los médicos en la consulta. 

Tensiómetros digitales:

Son los tensiómetros que muestran los números en pantalla. Son muy populares, pues son fáciles de manejar y económicos.  

Podemos encontrar tensiómetros digitales de brazo y de muñeca.  

¿Qué tensiómetro elegir? 

El modelo BM 44 de Beurer es el tensiómetro digital de brazo más recomendado y uno de los mejores modelos disponibles en el mercado.  

No solamente es validado clínicamente, de excelente calidad y ha sido premiado en el Reddot Design Award en 2010, sino que es  recomendado por los clientes que han comprado el producto. 

Este tensiómetro de brazo realiza mediciones muy precisas de forma totalmente automática y las clasifica en función de los valores de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

Su uso es realmente sencillo, pues tiene solamente 1 botón y muestra números bien visibles en una gran pantalla LCD.  

Es rápido, cuenta con indicador de riesgos que clasifica los resultados por colores y contiene un sistema de detección de arritmias. 

Sin duda, esta es una excelente opción, pues es un tensiómetro que cuenta con todas las utilidades y adicionales que puede tener un esfigmomanómetro para usar en casa a un precio muy ventajoso. 

El Beurer BC 32 es el tensiómetro de muñeca más vendido y uno de los más populares. 

Es cómodo, muy fácil de usar, tiene todo lo necesario para controlar la presión y además cuenta con la garantía de calidad de Beurer, una de las grandes marcas. 

Su gran ventaja es su comodidad, pero sus lecturas son muy fiables, pues es un producto validado, totalmente automático, que realiza la lectura cuando la posición del brazo es la correcta. 

Si bien es un modelo pequeño y liviano, cuenta con todas las funciones avanzadas.  

Realiza automáticamente un promedio de las mediciones semanales, tiene un sistema de detección de arritmias y un almacenamiento en la memoria de las lecturas de hasta dos usuarios. 

Este es un tensiómetro ideal para la familia. Es liviano, portable, de fácil uso y no requiere de un acompañante para realizar las lecturas. 

Teniendo en cuenta sus prestaciones y su relación precio-calidad, esta es una de las mejores opciones en modelos de tensiómetros de muñeca del mercado. 

El Omron M3 Comfort es un modelo de tensiómetro digital que cuenta con la tecnología del brazalete Intelli Wrap, lo que permite hacer lecturas en cualquier posición alrededor del brazo. 

Cuenta con detección de latido arrítmico y el guardado en memoria de los datos. 

Esta es otra de las opciones de tensiómetros que cuenta con el respaldo de una marca reputada, Omron. 

Más información sobre los modelos de Tensiómetros Omron Aquí. 

El modelo de Medisana es un esfigmomanómetro automático de calidad, fácil de usar, que muestra en pantalla los datos necesarios para el control de la presión arterial. 

Este es un tensiómetro clínicamente probado y cuenta con una función que valora los datos respecto a los valores recomendados por la OMS. 

Más información sobre los modelos de tensiómetros de Medisana.  

¿Cómo elegir el mejor esfigmomanómetro? 

#1 Verifica que esté homologado 

Antes de elegir un tensiómetro debes asegurarte que esté validado. Esto quiere decir, que mide la tensión arterial de forma exacta. 

La homologación del tensiómetro ratifica que cumple con las normativas (norma DIN EN 540). 

#2 Elige el tamaño del aparato y del manguito 

Elige un tensiómetro adecuado al uso que le vayas a dar.  

Un tamaño pequeño facilita el transporte, pero también ten en cuenta el tamaño del manguito según el grosor del brazo de las personas que lo vayan a utilizar.  

#3 Que sea fácil de usar 

Resulta más fácil utilizar un tensiómetro de muñeca, pues es más fácil de colocar con una mano, por eso ese modelo es ideal para las personas que viven solas y que tienen movilidad reducida. 

Si cuentas con ayuda para hacer las mediciones, ten en cuenta que los tensiómetros de brazo suelen ser más fiables que los de muñeca, ya que se toma con el aparato a la altura del corazón, y debido a su posición no suele dar errores. 

Pero algunos tensiómetros de muñeca (especialmente los homologados) tienen un detector de posición incorrecta que evita los fallos. 

#4 Revisa sus funciones 

Algunos tensiómetros incorporan detectores de arritmias, lo cual es una característica importante para personas con antecedentes. Si es tu caso, verifica que el aparato tenga el detector. 

Algunos tensiómetros también graban los resultados obtenidos en su memoria y esto es una gran ventaja para llevar un adecuado control.  

#5 Analiza su relación Precio/Calidad 

En productos tecnológicos, siempre vale más invertir en una buena marca. Y en tensiómetros, es recomendable considerar las reconocidas marcas Breuer, Omron y Medisana, las que hemos recomendado. 

Contar con este respaldo nos garantiza que el aparato funcione correctamente y que dure muchos años, pero además nos ofrece la tranquilidad de que utilizamos un tensiómetro validado, fiable, con una garantía total y un buen servicio post venta. 

 

tesiometro de brazo
  • Diseño Homologado
  • Fácil de usar
  • Pantalla XL
  • Botón Luminoso
  • Detecta Arritmias
  • Indicador de Riesgos
  • Bolsa de guardado
tensiometro de muñeca
  • Diseño Homologado
  • Más cómodo
  • Ideal para familias
  • Detecta Arritmias
  • Indicador de Riesgos
  • Promedio de Valores
tensiometro omron m3
  • Diseño Homologado
  • Detección de Arritmia
  • Lee en todo el brazo
  • Inflado automático
  • LED de Alerta
tensiometro medisana
  • Diseño Homologado
  • Trae estuche
  • Uso sencillo
  • Apagado automático

Eligiendo el mejor tensiómetro con seguridad

Los tensiómetros más valorados por los clientes y los más vendidos suelen ser las mejores opciones disponibles.  

Las recomendaciones influyen en la demanda, y la reputación de un producto y de su marca es un identificador bastante exacto de lo que puedes esperar. 

Es por ello que hoy te recomendamos los mejores tensiómetros disponibles de las grandes marcas Beurer, Omron y Medisana. Porque leer las opiniones de quienes han comprado el producto es siempre una buena forma de asegurarnos de hacer la mejor compra posible. 

Tensiómetro: Cómo Elegir El Mejor Esfigmomanómetro Para Usar en Casa
4.7 (93.33%) 3 votes

Deja un comentario