La Hipertensión y sus Consecuencias: El Riesgo de Tener la Tensión Alta

La hipertensión siempre viene acompañada de un riesgo, pero en algunas personas ese riesgo es mayor. Si tienes la tensión arterial alta, eso significa que tu sangre está bombeando con demasiada fuerza, lo que supone un sobreesfuerzo para el corazón, lo cual genera un peligro, potencialmente mortal.

Afortunadamente, ese riesgo se puede evitar, o al menos minimizar.

Controlar tus niveles de tensión arterial es imprescindible para lograrlo. Pero si estás dentro de los grupos de riesgo, debes hacer más estricto ese control.

¿Tienes la presión arterial alta? Sin demora la debes controlar. En este artículo te explicamos cuáles son los factores de riesgo de la hipertensión.

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión es la elevación sostenida o continua de los niveles de tensión arterial.

Para saber si eres hipertenso, tienes que tomarte la presión y comparar esos valores con la tabla de presión arterial normal de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Puedes consultar cuáles son los Valores Normales de Tensión Arterial aquí.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?

La hipertensión no suele producir síntomas y por ese motivo se la conoce como “el asesino invisible”. En algunos casos puede provocar dolor de cabeza, sangrado por la nariz y dificultad para respirar. Sin embargo, estos síntomas no se presentan hasta casos extremos donde la presión arterial haya alcanzado niveles muy altos y potencialmente mortales.

Los factores de riesgo de la hipertensión

Algunos factores aumentan el riesgo de tener la presión arterial alta, pero algunos de ellos se pueden controlar, mientras que otros, como la edad y la raza, no son controlables o modificables.

Los factores de riesgo no controlados incluyen:

  • Edad
  • Sexo
  • Raza
  • Antecedentes familiares
  • Enfermedad renal crónica

Los hombres hasta los 64 años son más propensos de tener la tensión arterial alta que las mujeres. A partir de esa edad, son las mujeres las que suelen tener alta presión. La menopausia es un factor de riesgo de hipertensión.

Según los estudios realizados, los afroamericanos son más propensos a la hipertensión que las personas de raza blanca.

Los factores de riesgo que se pueden controlar son:

  • Sedentarismo
  • Dieta no saludable
  • Colesterol alto
  • Sobrepeso u obesidad
  • Alcohol
  • Tabaco
  • Apnea del sueño
  • Estrés

¿Cuál es el riesgo de la hipertensión?

La presión alta no controlada puede provocar arritmias, angina de pecho o insuficiencia coronaria, puede propiciar fenómenos de trombosis y arterioesclerosis.

En el peor de los casos, la hipertensión puede provocar un aneurisma, la dilatación de las paredes de la aorta o una rotura en la aorta, lo que causa inevitablemente la muerte.

La hipertensión en el embarazohipertension embarazo

Los trastornos de hipertensión en el embarazo son la causa de diversos problemas durante los nueve meses de gestación, especialmente en mujeres hipertensas.

Es normal que baje un poco la presión durante el segundo y tercer trimestre del embarazo y esto no es un motivo de alarma.

Sin embargo, el aumento de la presión arterial sí es un riesgo para la madre y para el bebé, por lo cual es fundamental controlar las cifras de presión durante todo el embarazo.

hipertension en ancianosLa hipertensión en ancianos

La presión arterial aumenta con la edad y es normal que las personas mayores de 60 años tengan niveles altos de presión.

No obstante, es necesario controlar la presión arterial de las personas ancianas para evitar riesgos cardiovasculares.

En pacientes ancianos, la presión arterial normal se eleva y puede mantenerse dentro del rango de 150 mmHg.

Hipertensión en pacientes diabéticos

La diabetes aumenta el riesgo de alta presión y la alta presión incrementa el riesgo de diabetes.

Los pacientes diabéticos hipertensos deben ejercer un control estricto, tanto de sus niveles de glucosa como de su presión arterial.

La combinación de presión alta y diabetes del tipo 2 es particularmente peligrosa, pues aumenta el riesgo cardiovascular, así como las probabilidades de desarrollar enfermedades que se relacionan con la diabetes, como retinopatía y enfermedad renal.

Tener la presión alta es un riesgo, pero lo puedes controlar

Hoy en día es posible tener en casa un tensiómetro para medir los valores de tensión arterial, lo cual ayuda a ejercer un control estricto de los valores y ante los primeros signos de alarma, poder actuar a tiempo.

El estilo de vida es muy importante para mantener controlados los niveles de presión. Si crees que estás en riesgo, cambia los hábitos que te perjudican en hábitos saludables, para no tener que preocuparte por tu hipertensión.

No olvides que la consulta regular con tu médico de cabecera es esencial para evitar el riesgo, pues el especialista podrá, en base a tus valores individuales de tensión, prescribirte un medicamento o el tratamiento específico para bajar tu presión arterial.

 

La Hipertensión y sus Consecuencias: El Riesgo de Tener la Tensión Alta
¿Qué te pareció este artículo?

Deja un comentario