Diabetes: Conoce y Aprende a Controlarla de forma Natural

Diabetes

Podemos decir que la diabetes es un tipo de enfermedad crónica que afecta a millones de personas en el mundo. La diabetes aparece cuando el páncreas deja de producir suficiente insulina, una hormona que regula la cantidad de sangre que hay en el organismo.

Existen diferentes tipos de Diabetes:

Diabetes tipo 1

Aparece desde la infancia y suele ocurrir por un fallo del páncreas a la hora de producir insulina.
Aunque se desconocen las causas exactas de la diabetes tipo 1, se sabe que los principales factores que la originan son de tipo genéticos (que no necesariamente están vinculados a la herencia), desórdenes del sistema inmunológico y razones externas, como algún virus, alimentos, etc.

Diabetes tipo 2

Ocurre a partir de los 40 años, aunque ha aumentado la prevalencia de esta enfermedad mucho antes de esa edad, incluso en adolescentes.

La diabetes tipo 2 consiste en una resistencia del organismo a la insulina. En las primeras etapas de la enfermedad, los niveles de insulina aumentan y posteriormente pueden disminuir.

Las causas principales de la diabetes tipo 2 son de carácter hereditario (con mayor frecuencia que la diabetes tipo 1) y estilo de vida poco saludable (obesidad, consumo excesivo de azúcar, grasas y carbohidratos, sedentarismo, etc.).

Los principales Síntomas de la Diabetes son:

Diabetes tipo 1:

  • Muchos deseos de orinar
  • Excesiva sed
  • Hambre extrema
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Irritabilidad

Diabetes tipo 2:

  • Alguno de los síntomas de la Diabetes 1
  • Infecciones
  • isión borrosa
  • Cortes que tardan en sanar
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y pies

Alto impacto económico de la Diabetes

La diabetes es una de las enfermedades con mayor impacto en el mundo. Los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud estiman que en el mundo hay más de 422 millones de personas con diabetes y 1.6 millones de personas han muerto por esta enfermedad.

Consecuencias de la Diabetes

El exceso de azúcar en la sangre genera fallos en los órganos del cuerpo, alterando su funcionamiento correcto, incapacitando parcial o totalmente al paciente, y en casos extremos puede llegar a la muerte.

Un paciente con diabetes sin tratamiento oportuno suele sufrir lo siguiente:

  • Los adultos con diabetes tienen más riesgos de sufrir infartos al corazón o accidentes cerebrovasculares.
  • El aumento de azúcar incide en la disminución del flujo sanguíneo, sobre todo en las extremidades. Una mala irrigación sanguínea puede desencadenar ulceras en los pies, infecciones y septicemia, lo que conlleva a la amputación del miembro afectado.
  • El exceso de azúcar también afecta la irrigación sanguínea en la retina. Con el tiempo, el tejido de la retina se va destruyendo hasta causar ceguera permanente.
  • Otros de los órganos que más se ven afectados por el elevado nivel de azúcar son los riñones, los cuales pueden fallar y conducir a insuficiencia renal parcial o total.

Tratamiento de la Diabetes de forma Natural

A pesar de las nefastas consecuencias de ambos tipos de diabetes, quienes la padecen no deben perder las esperanzas, porque hay tratamiento de la diabetes con medicina natural.
Muchos pacientes han logrado controlarla eficazmente hasta el punto de reducir considerablemente las dosis de  insulina y otros medicamentos.

Vegetales

El consumo de vegetales crudos debe estar presente en la dieta habitual, como la zanahoria, repollo, lechuga, rábanos, cebollas y tomates.

Estos vegetales contienen baja cantidad en carbohidratos y alto contenido de fibra, la cual disminuye la velocidad en la asimilación de los carbohidratos. También se recomienda el consumo de hortalizas de color verde oscuro, como las espinacas y la col.

Son muy buenas las frutas cítricas, como toronjas, limones, naranjas y limas, por su alto nivel de vitamina C.

En vez de comer patatas, debido al alto nivel de almidón, se recomienda el consumo de batatas. Los arándanos, las fresas y toda fruta tipo baya poseen mucha fibra, antioxidantes y vitaminas.

El té verde contiene una sustancia llamada EGCG que induce a la producción de insulina.

Cereales

La avena es uno de los principales cereales aliados de la diabetes por su alto contenido de fibra.
También es fuente de carbohidratos pero de tipo complejos, es decir, son asimilados lentamente, por lo que no generan un aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Además, la avena es excelente para mantener limpias las arterias y venas, mejorando la salud cardiovascular.

Pecticina

La Pectina es un tipo de fibra que se encuentra en las manzanas, naranjas, toronjas y otras frutas, la cual tiene la propiedad de reducir la velocidad con que se absorbe la glucosa y como consecuencia se disminuye la necesidad de insulina.

También disminuye la absorción de las grasas y previene la obesidad, que es un factor de riesgo en los diabéticos.

Ejercicios

La práctica de ejercicios aumenta la sensibilidad del cuerpo a la insulina, además de que la actividad física hace que el músculo asimile más rápidamente la glucosa, por lo tanto los pacientes que se someten a una dieta balanceada y ejercicios reducen hasta en un 51 % la aparición de la diabetes.

Además, el ejercicio y la alimentación balanceada reducen la obesidad, que es uno de los factores que empeoran la diabetes, incluso los ejercicios reducen el peso en las piernas y mejora la circulación sanguínea.

En resumen, la diabetes es una enfermedad que obliga al paciente a cambiar sus hábitos alimenticios, además de evitar el alcohol, tabaco, etc.

 

Diabetes: Conoce y Aprende a Controlarla de forma Natural
¿Qué te pareció este artículo?

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *