Ten Cuidado con lo que Comes, ya que algunos Alimentos podrían Favorecer el Cáncer

Alimentos cancerígenos

Actualmente, tenemos hábitos nutritivos repletos de alimentos que no deberíamos consumir por su relación con el desarrollo del cáncer, por eso en el artículo de hoy vas a conocer cuáles son.

Lo cierto es que realmente se ha logrado probar científicamente que existen diversos alimentos que incrementan potencialmente el riesgo de desarrollar cáncer. Es por eso que en este artículo te estaremos hablando acerca de varios de los alimentos que podrían causar dicha enfermedad, por lo cual es conveniente evitar su consumo.

¿Cuáles son los Alimentos que No se deberían Consumir?

Existen diversos alimentos que no deben ser consumidos si se quiere disminuir al mínimo el riesgo de padecer cáncer; sin embargo y dentro de los principales se encuentran los siguientes:

Embutidos y salchichas

Estos se deben evitar debido a su alto contenido de nitratos de sodio. Es por eso que se aconseja que los niños no deberían consumir más de 12 salchichas mensualmente. En caso de ser un fanático de las salchichas, lo mejor es optar por las que se encuentran libres de nitrato de sodio.

Tocino y carnes procesadas

Poseen un elevado contenido de nitrato de sodio, lo cual aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas.

Dulces

Estos alimentos tienen un doble riesgo de provocar cáncer, ya que además de estar fabricadas a partir de aceite hidrogenado, azúcar refinada y flúor, también se fríen a elevadas temperaturas.

Se trata del principal “alimento” cuyo consumo aumenta significativamente el riesgo de padecer cáncer.

Organismos genéticamente modificados (GMO)

Evidentemente, los alimentos transgénicos deben quedar fuera de toda dieta si se quiere reducir el riesgo de cáncer, especialmente ahora que ha sido probado que GMO y productos químicos empleados durante su cultivo favorecen el desarrollo de tumores.

En este caso, lo mejor es evitar su consumo optando por alimentos orgánicos certificados y/o cultivados sin biotecnología.

Patatas fritas

Al igual que los dulces, las patatas fritas se preparan con aceites hidrogenados y después se cocinan a elevadas temperaturas. Aparte de esto, cuentan con “acrilamidas», las cuales se originan a lo largo de su proceso de cocción.

Tentempiés y galletas

Por lo general se encuentran preparadas con azúcar y flúor y aunque muchas de ellas poseen etiquetas que aseguran estar libres de grasas transgénicas, lo cierto es que cuentan con este tipo de grasas aunque en pequeñas cantidades.

Numerosas investigaciones avalan el potencial carcinógeno que poseen dichos alimentos, por lo que es muy recomendable intentar evitar su consumo tanto como sea posible; para eso se aconseja disminuir su ingesta de forma gradual con el fin de que sea más sencillo desprenderse de ellos.

De igual manera, otros alimentos que pueden causar cáncer son:

  • Salmón de cultivo.
  • Palomitas de maíz para microondas.
  • Azúcares refinados.
  • Alimentos y bebidas dietéticas.
  • Refrescos.
  • Harina blanca refinada.
  • Aceites hidrogenados.
  • Manzanas tradicionales y demás frutas “sucias”.

Alternativas para una Dieta que ayude a Prevenir el Cáncer

Los estudios realizados comprueban que seguir una dieta sana ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar determinados tipos de cáncer, además de evitar el desarrollo de otras enfermedades, como lo son por ejemplo, las cardiopatías, la osteoporosis y la diabetes tipo 2, entre algunas otras.

Dentro de los beneficios que se obtienen al tener una buena nutrición, destaca el que permite mantener un peso saludable, ya que los individuos que presentan obesidad o sobrepeso tienen un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud.

En ese sentido, realizar una dieta con un alto contenido de fibras y una pequeña cantidad de grasa, además de realizar ejercicios regularmente, permite mantener una buena salud y evitar el cáncer.

Y dentro de los alimentos que podrían ayudar a disminuir el riesgo de cáncer se encuentran los mencionados a continuación:

  • Tanto las frutas como las verduras son ideales para disminuir el riesgo de padecer cáncer de boca, colon, pulmón, estómago y esófago.
  • La dieta mediterránea es muy adecuada para mantener el organismo protegido del cáncer, ya que se encuentra conformada por alimentos muy beneficiosos como lo son los granos enteros, frutas, legumbres, pescado y verduras.
  • La vitamina D al igual que el calcio, cuenta con la capacidad de disminuir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.
  • El ácido fólico protege al organismo del cáncer.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba