Grasas trans corazón

Elimina la Margarina y otras Grasas Trans de tu Alimentación. Tu Corazón te lo agradecerá 

La margarina y otras grasas trans son muy perjudiciales para la salud, en especial el corazón y sistema circulatorio.  

Las consecuencias para la salud son nefastas, ya que las grasas trans aumentan el colesterol “malo”, elevando la presión arterial, pudiendo desencadenar en serios problemas para el corazón.  

Pero antes de explicar por qué la margarina y otras grasas trans son tan malas, hay que definir qué son las grasas trans, de dónde vienen, qué las hace tan perjudiciales y qué hacer al respecto. 

La Margarina y otras Grasas Trans 

Muchos creen erróneamente que la margarina y otras grasas trans, por ser “derivados vegetales” son “más saludables” que las grasas animales, pero esta creencia es totalmente equivocada. 

Al observar la etiqueta de los envases de la margarina y otras grasas trans suele observarse que contienen “aceites vegetales hidrogenados”, pero ¿qué significa?  

Se trata de aceite líquido que ha sufrido de un proceso industrial llamado “hidrogenización”, para convertirlo en grasa sólida, es decir, que si no fuera por la hidrogenización, tanto la margarina como otras grasas trans serían simples aceites vegetales.  

En este proceso, se agrega hidrógeno a dichos aceites y se cambia la estructura molecular (por eso se le llama “trans”), para lograr una grasa vegetal con una textura parecida a la natural (como la mantequilla) y evitar su rápida oxidación. 

Una de las aparentes ventajas de las grasas trans es que son mucho más baratas que las grasas animales, además de que conservan muy bien por mucho tiempo, por eso son tan populares en la alimentación.  

Sin embargo, estas grasas trans se oxidan fácilmente en el organismo, haciendo muy difícil su eliminación. Los aceites vegetales son más saludables porque son poliinsaturados, a diferencia de las grasas de origen animal que son saturadas y aumentan los niveles del llamado colesterol malo conocido como LDL, pero al procesar los aceites vegetales a altas temperaturas y agregarle hidrógeno, se convierten en el peor tipo de grasa saturada. 

¿Qué alimentos llevan grasas trans? 

  • Margarinas, mantecas, derivados y productos elaborados con ella 
  • Patatas fritas y demás productos fritos 
  • Pizzas 
  • Bollería y confitería 
  • Helados 
  • Tartas 
  • Palomitas de maíz 
  • Alimentos preelaborados 
  • Hamburguesas 
  • Galletas 
  • Algunas barras de cereales 
  • Cremas untables no lácteas 

Consecuencias de las grasas trans para la salud 

Como las grasas trans son muy difíciles de eliminar del cuerpo humano, las consecuencias para la salud son nefastas. Entre las enfermedades ocasionadas por el consumo de grasas trans se destacan:  

  • Enfermedades cardiovasculares, como consecuencia del aumento del colesterol HDL / LDL 
  • Resistencia a la insulina, con la aparición de diabetes 
  • Obesidad 
  • Inflamación en las articulaciones 
  • Daños en la pared interna de los vasos sanguíneos 

Eliminación de las grasas trans 

La Organización Mundial para la Salud (OMS) estima que las grasas trans ocasionan la muerte de 500.000 personas anualmente, como consecuencia de enfermedades cardiovasculares.  

Por tal razón, pide la eliminación gradual de las grasas trans en todos los alimentos en los próximos cinco años. 

Lamentablemente, en España no hay una regulación sobre las etiquetas de los productos alimenticios. Por tal razón, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), ha pedido la normalización de las etiquetas de envases de alimentos, para que estas muestren el contenido de grasas trans.  

La normativa agrega que el consumo de grasas trans siempre debe estar por debajo del 1% de la ingesta calórica diaria. Hay que poner esta cifra en contexto, ya que un croissant industrial contiene cinco gramos de grasas trans, lo cual eleva las posibilidades de padecer una enfermedad cardiovascular en un 25%. 

La Organización Mundial de la Salud emitió un comunicado en mayo de este año, en el cual se “indican los pasos que hay que seguir para eliminar los ácidos grasos trans de producción industrial del suministro mundial de alimentos”.

La FDA de Estados Unidos ya eliminó el uso de grasas trans en los alimentos que se consumen en el país y esta medida entró en vigencia apenas en junio pasado. De igual modo, se espera que durante el verano de este año, la Unión Europea prohíba definitivamente el consumo de grasas trans. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba