Por una enfermería completa y de calidad: Los programas del IL3 de la Universidad de Barcelona

enfermeria completa y calidad programas del il3 de la universidad de barcelona

Cuando se trata de profesionalizarse en una materia, especialmente cuando su sector es el de la exigente enfermería, es primordial contar con los pilares de una sólida formación. Desde másteres en Control de Infecciones y posgrados en Cuidados Paliativos, los programas del Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona cuentan con la mejor formación en enfermería. Porque una respuesta sanitaria rápida y eficaz requiere de un firme trasfondo formativo.

Los cimientos educativos de la enfermería

La enfermería es el precioso y preciso arte de luchar por la salud del ser humano. No se trata tan sólo de atender a las necesidades básicas que un paciente exige durante su ingreso, sino que entran en juego muchísimos factores más. Desde la pura atención hospitalaria urgente, hasta los cuidados paliativos, que buscan cubrir el daño colateral que el dolor o la dolencia causan en los estadios emocional, social e incluso espiritual. Dedicarse a la enfermería, por lo tanto, es de una íntegra vocación adyuvante, en la heroicidad de convertirse en una profesión casi angélica, cuya formación requiere de mucho empeño, calidad y conocimiento sobre sus especializaciones.

Como en todo, una buena formación precisa de un buen centro donde cursar sus estudios y mediante cuyos cursos concatenar lo aprendido en el máster o posgrado que sublime una cuidada profesionalización en la materia. En este ámbito, el Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona cuenta con la mejor formación en enfermería, abarcando distintos cursos que cubren todo frente abierto del sector sanitario, afín a las exigencias del alumno, y con el que especializarse para poder aportar una respuesta sanitaria eficaz. Brindando un amplio abanico formativo en estadios como el máster de Enfermería en Urgencias Hospitalarias, Enfermería Escolar e incluso un máster en Humanización de la Asistencia Sanitaria.

Los recientes acontecimientos respecto a la atención sanitaria, que hoy apremia a causa de la pandemia mundial por coronavirus, han puesto nuevamente de manifiesto cuán importante es la labor de la enfermería. Ante esta y otras situaciones, a menudo de gran riesgo para el individuo, la formación se convierte en piedra angular de todo cuanto un enfermero o enfermera puede a aportar para desempeñar su oficio. Un trabajo cuya gratificación se centra en haber hecho todo lo posible y más para salvar una vida, del mismo modo que en mejorar como ser humano. Porque sólo la complejidad de tan delicada labor expone la necesidad de una blindada formación.

La necesidad de una especialización formativa

El intrincado universo de la enfermería precisa de la acreditación de una formación específica, mediante cuyas competencias poder desempeñar la labor sanitaria con más atino y profesionalidad. Y he de ahí la vastedad de los programas en enfermería del Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona, vertebrados por 31 cursos, entre los que se encuentran 10 posgrados y 17 másteres de distintas ramas de la enfermería. Desde estadios como la Gestión Sanitaria o los Recursos Humanos en enfermería, hasta Enfermería Quirúrgica, Electrocardiografía, Atención al Paciente Neurológico y Enfermería de Anestesia, Reanimación y Tratamiento del Dolor.

Cualquier error cometido durante una intervención sanitaria, radique ésta tanto en una negligencia humana, como en una falta de conocimiento, puede ser desastroso. Por ello, una debida formación en enfermería precisa no únicamente de un buen curso, sino de una buena docencia, cuyos profesores, curtidos por su experiencia en el sector, puedan aportar valores empíricos a su discurso didáctico. Ayudando, además, a esclarecer de forma personal muchos de los asuntos, tanto profesionales como personales, que interfieren en la buena o mala ejecución de la praxis sanitaria.

Cuando la salud de un paciente es responsabilidad del personal de sanidad, sólo los cimientos de una férrea formación pueden combatir los naturales dejes emocionales que irrefrenablemente accederán a la labor hospitalaria. Porque los nervios de acero no se adquieren mediante la frialdad de los actos, sino a partir del conocimiento que ha hecho de toda intervención una acción implacablemente segura. Tanto si la labor consiste en algo tan aparentemente rutinario como la aplicación de la Ventilación Mecánica No Invasiva o el Soporte Vital Avanzado, como si ésta consiste en las Intervenciones al Enfermo Crítico o Cardiovascular. Absolutamente todo cuenta.

El IL3 de la Universidad de Barcelona

El Instituto de Formación Continua de la Universidad de Barcelona cimienta su calidad en los más de 25 años de experiencia fortificados por un equipo docente de referencia, una adaptación tecnológica de calidad y un gran índice de empleabilidad para sus alumnos. Apoyado en los valores de una certera metodología propia donde el aprendizaje está basado en la experiencia, el fomento de las competencias del alumno formado íntegramente y en recursos didácticos que trasciendan el contenido para potenciar su adquisición.

A la excelencia de su metodología se le incorpora un impulso por desarrollar las habilidades del alumno, a nivel profesional y personal, situándolo ante distintas situaciones de desafío formativo, de forma conjunto con el resto del alumnado para establecer una sensación de equipo. Unos valores educativos de corte empírico y basados en el reto que hacen de la formación, tanto en enfermería como en otros ámbitos, una experiencia enriquecedora cuyo fin radica en una profesionalización de inmejorable calidad.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba