Tipos de piel: Todo sobre la piel normal

Tipos de Piel: Todo sobre la Piel Normal

Todos aspiramos a tener una piel normal, un rostro con piel flexible, luminosa y verdaderamente suave. La piel normal también necesita hidratación para mantener su apariencia saludable, su elasticidad y una buena circulación sanguínea.

La rutina de la noche puede afectar la forma en que tu piel se ve al día siguiente. Es indispensable lavar nuestra cara por la noche y eliminar cualquier resto maquillaje antes de ir a la cama. Estos cuidados son para piel normal, otros tipo de pieles necesitan cuidados más específicos.

Cómo Limpiar la Piel Normal

Para las personas con piel normal, es mejor utilizar una crema limpiadora liviana, pues con la limpieza por sí sola no siempre se quita todo el maquillaje. Trata de usar una pequeña cantidad de vaselina -alrededor del tamaño de un dedo– o aceite de oliva, y haz suaves masajes a través de tus párpados y a través de tus pestañas. A continuación, utiliza una almohadilla de algodón para limpiar el maquillaje.

Después de la limpieza es bueno realizar una exfoliación. Para hacer esto tienes cremas especiales que tienen micro partículas que pulen la piel. Recuerda elegir una para tu tipo de piel, porque hay algunas cremas que son más abrasivas ya que están pensadas para pieles más grasas. La exfoliación, que ayuda a eliminar las células de la piel, es recomendable hacerla dos veces por semana, sobre todo en mujeres de más de 30 años.

La Hidratación de la Piel en la noche

La hidratación de la cara siempre debe venir después de una limpieza. Cuando te lavas la cara, eliminas los aceites esenciales naturales, y la crema de hidratación de la piel ayuda a reponer la misma. Una crema que te proporciona colágeno es XYZ Smart Collagen, ideal para reafirmar y rejuvenecer la piel.

Es mejor dormir sobre tu espalda. Al empujar tu cara en la almohada puedes contribuir a las arrugas y pliegues. Trata de dormir sobre tu espalda en su lugar. También es bueno utilizar un humidificador. Mantener la humedad en el aire ayudará a evitar que la piel se reseque. Asegúrate de llenar el humidificador cada noche para que no se quede sin agua.

Otro punto muy importante es dormir muy bien y el tiempo suficiente. Si bien la rutina de limpieza de la piel antes de dormir es importante y puede hacer que te veas mejor en la mañana,  conseguir una buena noche de sueño es esencial para tener una buena apariencia de la piel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *