La adolescencia es la etapa que marca una serie de experiencias en el paso de la niñez a la adultez, donde los cambios físicos son protagonistas. Sin embargo, en este  desarrollo, el acné juvenil puede ser un problema muy importante para nuestros jóvenes y es que aunque no es una enfermedad grave, puede influir mucho en los adolescentes por la implicancia estética. Las lesiones inflamatorias, las secuelas cicatrízales que a veces no se borran con el paso del tiempo, pueden ser hasta motivo de bullying,

En términos generales el acné juvenil no es más que una disfunción de la glándula sebácea, y aparece en el rostro, espalda, brazos, y hasta puede presentarse en la parte superior del tórax.  

Debemos considerar que este problema cutáneo es muy frecuente en la etapa de la adolescencia. En esta transición del desarrollo de la personalidad, la autoestima puede verse minada de inseguridades y complejos, pero también, a causa de muchos falsos mitos, como por ejemplo:  

  • El acné juvenil es una enfermedad causada por falta de higiene. 
  • Por tener malos hábitos alimenticios y comer exceso de alimentos procesados.  
  • Tener relaciones sexuales a temprana edad o masturbarse produce acné.  

Otro punto importante a considerar, es que aunque es una etapa, no se le debería decir al adolescente que “Es normal que ocurra a tu edad, es algo momentáneo”. Esta forma de minimizar el problema puede convertirse en el primer error, ya que existen algunos tipos de acné que si no son tratados de forma correcta, pueden dejar huellas permanentes en la piel, transformándose en un inconveniente mayor más adelante.  

El acné en adolescentes podemos clasificarlo de la siguiente manera:  

  • COMEDONIANO, es cuando predominan puntos negros en la zona T del rostro y pequeñas espinillas de color blanco.  
  • INFLAMATORIO, cuando los granos vienen acompañados de pus, es doloroso y tienen un color rojo.  
  • NODULO-QUISTICO, este es el más grave, presenta lesiones más profundas, duras e incluso son muy dolorosas al tacto.  

En la juventud el más característico es el acné mixto, una combinación de los tipos anteriores, salvo que varía según la extensión o riesgo de secuelas. También es importante que en las primeras apariciones, los padres asesoren al adolescente y fomentn el cuidado de su piel, aplicando técnicas caseras sencillas para que ellos aprendan sobre el cuidado de su rostro o zona afectada.  

A continuación te damos recetas fáciles y prácticas para reducir el acné juvenil desde casa. 

Remedios Naturales y Efectivos para el Acné en Adolescentes 

  • Miel 100% natural: Para sorpresa de muchos la miel es un antiséptico natural, que puedes utilizarlo como una mascarilla. Agrégale zumo de limón y deja actuar por 20 minutos. Luego lava con agua tibia. Otra solución es dejar un poco de miel sobre la zona lesionada, dejarla durante toda la noche y remover con agua la mañana siguiente. 
  • Exfoliante de avena: La avena es un astringente potente que puede eliminar la grasitud y aclarar las manchas que el acné produce. Solo debes cocinar a fuego lento la avena sin ningún tipo de aditivos, enfriar y aplicar sobre el rostro por 15 minutos, y luego lavar con agua tibia.  
  • Agua de arroz: Contiene inositol, que es una sustancia que promueve el crecimiento de las células. Es astringente y potente en vitamina B3, que también blanquea tu piel. Cocina el arroz y cuando este ya suelte su jugo saca unas 4 cucharadas y guárdalas en el refrigerador, cuando esté frio, lo pasas con algún algodón en el rostro antes de dormir. 

 Es importante tomar en cuenta el grado de acné que se presente, ya que es recomendable siempre visitar a un especialista que determine cuál es la solución permanente y luego complementarla desde el hogar. Recordemos que los granitos salen por una acumulación de grasa en la piel, que se origina por unas hormonas llamadas andrógenos, y durante la pubertad estos niveles aumentan de forma considerable.  

Recomendaciones generales de los Especialistas 

  • Limpieza: La higiene facial debe ser diaria y exhaustiva, con agua y jabón que contenga ácido salicílico o un gel con ácido glicólico. Es muy importante para eliminar las células muertas.  
  • Gel: Debes saber que las cremas a veces generan más grasa de la que ya tienes. Es por eso que hidratar tu piel puede resultar engañoso. Lo recomendable es usar hidratantes en presentación de Gel.  
  • Dieta: Aunque no existe un estudio que garantice que el acné juvenil depende de la alimentación, tener hábitos saludables puede evitar la acumulación de toxinas en tu cuerpo.  
  • No tocar los granos: Por más tentador que resulte hacerlo sólo va agravar la situación extendiendo la infección. Ve a un dermatólogo o cosmetólogo que realice limpiezas profundas. 
  • Limpia tu maquillaje: Es común que las chicas jóvenes comiencen a desarrollar el interés por maquillarse, y muchas de las veces se usan brochas o pinceles sin ningún tipo de cuidado o higiene. Esto puede marcar la diferencia ya que puede ser el causante.  

Es de vital importancia el asesoramiento de los padres ante esta etapa de desarrollo de los adolescentes, ya que apoyarlos y brindarles todas las soluciones posibles para su bienestar, puede marcar la diferencia en cómo van a llevar este proceso de crecimiento personal.  

Acné Juvenil: Causas, Tratamientos y Consejos para mejorar el rostro
¿Qué te pareció este artículo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here