Veganismo: Mas allá de la alimentación y el estilo de vida

Debo confesar que una de las preguntas más frecuentes por mis pacientes es sobre el Veganismo y lo que primero piensan es que es una dieta basada en conseguir el elixir de nuestra belleza de forma mágica. Lo que no saben es que el veganismo va más allá incluso de ser un estilo de alimentación, es una convicción de cómo encontrar el equilibrio no solo físico sino espiritual en respeto por la vida animal.

Antes de comenzar a explorar las diversas vertientes que tiene este modo de vida debes saber lo que quiere decir, sus diversas formas, ya que el término “vegan” y “vegetariano” significan cosas diferentes:

  • Un vegetariano no consume ningún tipo de carne, ni aves de corral, ni pescado.
  • Un ovo-lacto-vegetariano ingiere productos lácteos y huevos, pero no carnes rojas, ni pescado, ni aves.
  • Un lacto-vegetariano ingiere productos lácteos pero éste no consume huevos.
  • Un ovo-vegetariano ingiere huevos pero descarta de su alimentación los productos lácteos.
  • Un vegan no consume ningún tipo de producto proveniente de animales. Esto incluye desde su alimentación, hasta su vestimenta, su decoración del hogar e incluso colorantes en alimentos o maquillajes.

Una de las formas de vegetarianismo menos practicada es el veganismo, y cuando les decía que realmente es una convicción es porque su mayor lucha es la defensa de los animales para que su trato sea igual al de los seres humanos.

Los vegetarianos como principal regla rechazan ingerir cualquier alimento de origen animal pero el veganismo va más allá.  Los 100% veganos rechazan el uso de los animales como un recurso comercial y no compran ropa, ni objetos que vengan de los animales.

Si realmente te sientes identificado con ser vegano olvídate de las botas y por supuesto, nada de abrigos de piel. Los productos de belleza también entran en ese sector prohibido, al menos los que hayan sido testados en animales. Ya vas entendiendo más sobre este movimiento social ¿cierto?… Pues, entonces ponte cómoda porque apenas estoy comenzando.

Adentrándonos en la alimentación vegana

El veganismo es un estilo de vida que requiere disciplina pero sus beneficios son increíbles para el organismo y para vivir en completa armonía con el mundo que nos rodea.

Para los veganos, los animales son iguales a nosotros y merecen nuestro respeto. Ellos están en contra del especismo, término que se utiliza para destacar la no discriminación a los animales por considerarlos inferiores – en contraposición al antropologismo.

Datos interesantes sobre el impacto del vegetarianismo

  • Un estudio de la Universidad de Oxford indica que los vegetarianos contaminan menos, ya que sus emisiones de CO2 son menores -en un 50%- que las de aquellos que no lo son.
  • Otro estudio, esta vez de la ONU, señala que este tipo de alimentación sería capaz de erradicar el hambre mundial.
  • Según la ONU, la producción de carne y lácteos es el 70% del consumo mundial de agua dulce, el 38% del uso de la tierra fértil y el 19% son de emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Tiene sentido, entonces, asumir que el veganismo es beneficioso no solo para los animales y el medio ambiente, sino también para los propios humanos.

Sin embargo, los que han sido llamados ‘veggies’ se ven en la necesidad de tener que justificar diariamente a los demás las razones de su decisión, desmentir mitos, demostrar lo sanos que están y responder a miles de críticas de todo tipo. Hasta aguantar burlas, lo que puede resultar bastante agotador e incluso desilusionar y herir los sentimientos de sus seguidores.

La alimentación vegana es beneficiosa para nosotros en muchos aspectos. Reducen el riesgo de sufrir cáncer, el colesterol está más controlado, los ataques al corazón son menos probables y los infartos también.
Beneficios que se suman a la lucha por la defensa de los animales y que son absolutamente ciertos aunque los más incrédulos se nieguen a admitirlo. Pero, es cierto que este tipo de dietas también producen carencias.

Falta de proteínas, vitaminas o calcio son algunas de los problemas que pueden aparecer al hacer una dieta vegana.

Este tipo de alimentación siempre debe ser seguida por un especialista en nutrición y seguir un plan que proponga una dieta sana y equilibrada. Controles médicos cada trimestre y análisis te ayudarán a comprobar que estás sano y no tienes carencias nutricionales.

Si cumples todas las pautas que el médico te proponga no hay ningún problema en ser vegano y tu salud no correrá ningún peligro. Así, sin duda podrás disfrutar de este nuevo modo de vida que hoy en día a nivel mundial siguen aproximadamente 600 millones de personas.

¿Estás pensando en hacerte vegan o ya lo has hecho? Déjame un comentario con tus dudas, experiencia o consejos!

Veganismo: Mas allá de la alimentación y el estilo de vida
5 (100%) 2 votes