Síndrome Metabólico: Todo lo que Debes Saber para Mejorar tu Salud

¿Sabes lo que es el Síndrome metabólico? Las personas que lo padecen, tienen un riesgo mayor de sufrir una enfermedad arterial coronaria. ¡Conoce más!
Síndrome metabólico

Cuando una persona es obesa, tiene diabetes, hipertensión arterial y cardiopatía coronaria, entre otras enfermedades y trastornos metabólicos y hormonales,también padece de síndrome metabólico, conocido además como síndrome dismetabólico, síndrome de resistencia a la insulina, síndrome de Reaven o síndrome metabólico X.

Los investigadores no terminan de ponerse de acuerdo sobre las causas de esta enfermedad y tampoco sobre sus consecuencias. Pero concuerdan en que las personas que sufren de este síndrome del metabolismo tienen un riesgo mayor de sufrir una enfermedad arterial coronaria o un infarto al miocardio.

Por ese motivo, en Nutricsalud te recomendamos que, si estás dentro de las personas en riesgo, tomes medidas hoy mismo para mejorar tu salud. En primer lugar debes acudir al médico y comenzar a cambiar tus hábitos de vida nocivos por hábitos saludables.

Significado del Síndrome Metabólico

El síndrome metabólico es un conjunto de condiciones que ponen en riesgo la salud, como la obesidad central, la que se centra en la zona del abdomen.

La obesidad no obstante, no genera el síndrome, sino que debe estar combinada con otros factores: intolerancia a la glucosa, diabetes del tipo 2 o hiperinsulinemia, niveles elevados de colesterol LDL, bajos niveles de colesterol HDL, triglicéridos en la sangre e hipertensión arterial.

Se llama Síndrome metabólico al conjunto de factores de riesgo importantes que aumentan la probabilidad de que una persona sufra una enfermedad cardiovascular. Es decir, cuando una persona tiene todas esas enfermedades juntas, también padece del síndrome de Reaven, el síndrome metabólico.

¿Cuáles son las Causas del Síndrome Metabólico?

Los médicos no están de acuerdo en sus causas, pero generalmente se acepta que la obesidad es la principal responsable del Síndrome metabólico. Otros factores que podrían colaboran en su desarrollo son el sedentarismo, una dieta poco saludable, beber alcohol y fumar.

Algunos especialistas señalan que su causa podría ser la resistencia a la insulina. Esta es una hormona que ayuda a convertir el azúcar de los alimentos en energía para el organismo. El cuerpo de una persona que tiene resistencia a la insulina, acumula el exceso de azúcar en la sangre, un factor que podría desencadenar el transtorno metabólico.

Factores de Riesgo del Síndrome Metabólico

Las personas que tienen una serie de enfermedades o transtornos son las más propensas a sufrir del síndrome. Estos son los factores de riesgo del Síndrome metabólico:

  • Obesidad central (exceso de grasa en el abdomen).
  • Elevación de los niveles de glucosa en sangre en ayunas: Nivel igual o superior a 150 mg./dl.
  • Presión arterial alta: De 130/85 mm.Hg. o superior.
  • Niveles elevados de triglicéridos en la sangre: Más de 150 mg./dl.
  • Niveles bajos de colesterol HDL: Menos de 40 mg./dl. en los hombres y menos de 50 mg./dl. en las mujeres.

Síntomas del Síndrome Metabólico X

Las personas que padecen este síndrome no experimentan ningún síntoma. Pero si bien los pacientes no tienen dolor ni sufren incomodidad de ningún tipo, hay algunos signos que permiten diagnosticar el Síndrome metabólico.

Síntomas médicos

Los síntomas iniciales son dislipidemia, un desequilibrio en la proporción de grasas en la sangre e hipertensión arterial (incremento de la presión arterial). Sin embargo, la base es la disminución de la sensibilidad a la insulina (resistencia a la insulina), Diabetes del tipo 2, combinadas frecuentemente con estenocardia (dolor recurrente en el corazón), ácido úrico elevado en la sangre, gota, disfunción eréctil en los hombres y síndrome de ovario poliquístico en mujeres.

Síntomas en personas no obesas

Si bien todos estos síntomas se aplican en personas obesas y específicamente a obesidad central (acumulación de grasa en el abdomen), también puede ser un síntoma del Síndrome metabólico un ligero aumento de peso acompañado por diversas molestias físicas:

  • Fatiga
  • Sed
  • Micción frecuente
  • Dolores de cabeza
  • Falta de aliento
  • Aumento del apetito
  • Apatía
  • Etc.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome Metabólico?

Ante los factores de riesgo que hemos mencionado anteriormente, comunmente el médico realizará algunos estudios y análisis clínicos para diagnosticar el Síndrome metabólico:

  • Índice de masa corporal y medida de la cintura.
  • Presión arterial.
  • Análisis de perfil lipídico.
  • Glucosa en ayunas.
  • Insulina.

El Síndrome Metabólico en Niños

Desafortunadamente, en la actualidad es muy común la obesidad en niños y este es un factor de riesgo para que puedan desarrollar el síndrome. En este caso, es el Síndrome metabólico una señal de advertencia para realizar un tratamiento que pueda prevenir que el pequeño sufra de trastornos coronarios.

Muchas personas creen que el colesterol alto y la hipertensión son problemas de los mayores, pero esto no es así, y hay que tener en cuenta que los niños también deben llevar una dieta sana, evitar las comidas rápidas y las gaseosas azucaradas, controlar las grasas y mantener un peso saludable.

Estar sentado frente a la pantalla y no hacer ejercicio es un riesgo para los niños, pues aumenta las probabilidades de que desarrollen los factores de riesgo: obesidad, hipertensión y altos niveles de azúcar en la sangre. En la adolescencia, el riesgo aumenta. Y es imprescindible consultar al médico si además el niño tiene antecedentes familiares de diabetes o enfermedad cardíaca.

En contrapartida, si algunos de los padres del niño tiene Síndrome metabólico, este riesgo se puede reducir drásticamente enseñándole al pequeño a comer muchas frutas y verduras y mantener un estilo de vida activa. Practicar un deporte es un tratamiento preventivo excelente.

Tratamientos para el Síndrome Metabólico

Ejercicio físico para el Síndrome metabólicoEl tratamiento del Síndrome de Reaven es tratar adecuadamente las enfermedades que lo conforman, comenzando con el exceso de grasas.

Hacer ejercicio y llevar una dieta saludable para adelgazar, tratar la diabetes, reducir los niveles de colesterol, entre otros. También existen medicamentos para el Síndrome metabólico, pero frecuentemente el médico recomienda realizar algunos cambios en el estilo de vida.

Tratamiento Natural para el Síndrome Metabólico

El tratamiento natural para el Síndrome metabólico incluye los cambios en el estilo de vida que recomiendan los médicos.

Bajar de peso

  • Cambiar los hábitos de alimentación y comenzar a elegir alimentos que son buenos para tu cuerpo. Evitar ver la comida como una compensación emocional.
  • Tomar mejores elecciones a la hora de ir a hacer las compras.
  • Consumir muchas frutas, verduras y alimentos con fibra.
  • Beber abundante agua.

Hacer más ejercicio físico

Comenzar a hacer actividades físicas, como salir a caminar, a correr, montar en bicicleta, hacer yoga o practicar algún deporte. Llevar una vida activa, evitar estar muchas horas frente al televisor o el ordenador, preferir ir a pie en lugar de hacer las compras en coche, etc.

No fumar

Fumar es nocivo para los pulmones, pero es también un factor de riesgo cardíaco. Ya sea solo o combinado junto con los demás factores de riesgo de desarrollar el síndrome, el tabaco aumenta las posibilidades de sufrir un enfermedades cardíacas.

Consejos de Dieta para el Síndrome Metabólico

  • Toma 5 comidas al día, para consumir menos alimentos en cada comida y evitar la ingesta entre horas.
  • Elige productos desnatados, como la leche baja en grasas.
  • Ingiere diariamente cereales y granos integrales.
  • Come al menos 3 piezas de fruta al día.
  • Consume verduras al menos 2 veces al día, preferentemente crudas.
  • Evita las frituras, el rebozado y el empanado.
  • Reduce la sal en las comidas.
  • Incluye legumbres en tu dieta al menos 2 veces a la semana.
  • Establece una ración de huevos, de 3 a 5 huevos a la semana.
  • Reduce el consumo de carnes rojas a no más de 2 veces a la semana.
  • Sustituye la carne roja por el pescado 3 veces a la semana.
  • Evita las grasas vegetales, hidrogenadas o grasas trans.
  • Utiliza frecuentemente el aceite de oliva virgen, crudo o para cocinar.
  • Bebe al menos 2 litros de agua al día.
  • Modera las bebidas alcohólicas (una copa de vino o cerveza al día).

¿Padeces de Síndrome metabólico?

El Síndrome metabólico es un trastorno peligroso. Si estás entre las personas en riesgo, te recomendamos que consultes al médico inmediatamente. Ten en cuenta que este síndrome puede causar enfermedades cardiovasculares, las que son la causa más común de muerte en el mundo entero.

Pero no te alarmes, pues como hemos visto, algunos cambios en tu estilo de vida pueden reducir drásticamente el riesgo del Síndrome de Reaven. Esto te permitirá tener el control para mejorar tu salud y combatir este flagelo. Por lo tanto, cuanto antes comiences a prevenir el Síndrome metabólico, mejor. Comienza desde ahora y cambia poco a poco tus hábitos para mejorar tu salud.

Síndrome Metabólico: Todo lo que Debes Saber para Mejorar tu Salud
¿Qué te pareció este artículo?

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *